En la era de la hipercomunicación y de la información en tiempo real seguimos desconociendo el verdadero impacto de muchas de nuestras pequeñas decisiones cotidianas.
ENLACE AL ARTÍCULO EN LA VERDAD ONLINE

 

Pin It on Pinterest

Share This